Diferencia entre el anillo de compromiso y el anillo de boda

¿Sabías que no hay un único anillo para conquistarlos a todos? Obviemos la referencia a El Señor de los Anillos y aclaremos: existe un anillo de pedida y un anillo de boda ¡por si uno fuera poco! Creo que, hasta que no empezamos a vislumbrar nuestra boda en el horizonte, no conocemos nada sobre ellas. Y, bien nos casemos por la Iglesia o nos casemos en el Ayuntamiento, hay tradiciones que no cambian. Y una de ellas, es la de los anillos.

¿Qué son los anillos de pedida y las alianzas?

El anillo de compromiso o de pedida es el que veríamos en la cajita cuando uno de los dos se pone de rodillas. Explicación cutre pero eficaz.  Con este anillo, una persona le pedirá a su pareja que se case con el/ella, por eso, el material con el que se hace simboliza la durabilidad del compromiso que van a contraer: se coloca una piedra, el material más duro que existe. Sólo hay un anillo y solo lo llevará una de las partes de la pareja, el que haya tenido que dar el “sí”.

Aunque lo más común y estándar es encontrar anillos de pedida de oro blanco con un brillante encima del aro, también existen otra multitud de diseños. Son más llamativos y especiales en cuanto al diseño, por eso no se llevan en el día a día.

El anillo de boda o alianza se entrega durante la ceremonia y simboliza el matrimonio de los novios. Son más sencillos, de acabado liso y de media caña, lo que los hace más cómodo para llevarlos siempre puestos.  Se eligen, normalmente, entre los dos. Y, también, lo llevan los dos.

Los dos anillos se colocan en el mismo dedo: el dedo anular de la mano izquierda, en la cultura española.

1

Complementos indispensables el día de la boda

Las arras

Escuchamos mil veces las “arras” (o las “sarras”, en mi pueblo) pero ¿qué son realmente y qué significan?  Su significado ha ido variando con el tiempo. En la Edad Media eran una garantía de matrimonio (como la dote familiar), o un pago por parte de la familia del novio a la familia de la novia si esta llegaba virgen. Pero, actualmente simbolizan la unión de la pareja. La pareja como un todo. Una forma de decir que siempre habrá algo que les una.

Las arras normalmente son 13 monedas. Y, aunque tradicionalmente son 12 de oro y una de platino, puede personalizarse como se quiera. En mi caso, cuando me casé, elegí una moneda de cada país al que habíamos viajado juntos, porque para nosotros es importante viajar, conocer mundo y hacerlo juntos.

El porta-arras

Y, estas arras necesitan un porta-arras para ser llevadas al altar. Siempre queda más gracioso que las transporten los niños de la familia, pero tened cuidado con la elección porque si son demasiado pequeños quizás se entretengan por el camino o se le caigan.

El portamonedas puede ser cualquier cosa. Echadle imaginación. Desde una cesta de mimbre, una cajita, o hasta una bandeja de plata personalizada. A mi la idea de la cestita de mimbre siempre me ha gustado mucho, pero hay miles de opciones. Os dejo por aquí una cesta para arras económica y personalizada.

El porta-alianzas

El porta-alianza servirá para guardar y llevar las alianzas al altar el día de la ceremonia. Mi recomendación es personalizarlo con los nombres y la fecha, para que quede para el recuerdo. La elección no debe tomarse a la ligera, porque la alianza y los novios son el centro de atención durante toda la celebración.

Existen muchas opciones, como las cajitas de madera personalizadas, los cojines decorados con encajes y bordados -que son los más típicos y tradicionales-, las cestas, los bastidores… e incluso pokebolas he llegado a ver. Es una elección personal. Además, es vuestro día, así que, que nos os influyan las opiniones de los demás. Escoged lo que más os apetezca y lo que más tenga sentido para vosotros. Hay veces que también se personalizan los portaalianzas con el nombre de la niña o el niño que los lleva, es un detalle muy bonito.

Y, hasta aquí el post de hoy. Espero que se os hayan aclarado las dudas sobre las diferencias del anillo de pedida y el anillo de boda. Si conocéis alguna curiosidad más sobre ambos, no dudéis en contármela en los comentarios. Saludos y ¡que vivan los novios!

Deja un comentario

WhatsApp chat