fbpx
mejor carrito para bebe

¿Qué debes saber a la hora de elegir un carrito para tu bebé?

Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, y por ello elegir bien el artículo que estos utilizarán con más frecuencia es clave para el bienestar de todos.

Los padres, especialmente si son primerizos, deberán escoger con sumo cuidado el carrito para sus hijos. Hay que tener en cuenta que la comodidad y, sobre todo, la seguridad del bebé, dependerán de la elección que hagamos en este sentido. La decisión correcta será la de aquel carrito que pueda proporcionar ambas.

Cómo elegir el mejor carrito de bebé

Lo fundamental es no dejarse engañar por elementos que en principio no sean una prioridad. Tened en cuenta la funcionalidad del carrito: es para la comodidad del pequeño, y, sobre todo, para pasear. Por lo tanto, que disponga de una estructura firme y unas ruedas resistentes es el punto de partida.

Por suerte, existen hoy en día muchísimas opciones en el mercado que además de cumplir con los requisitos más técnicos, también se adaptan al gusto estético de los padres y a otras muchas otras situaciones de cada familia. En la web pequesillas.com encontrarás comparativas de sillas de paseo o coche para ayudarte a elegir el modelo perfecto, siempre teniendo en cuenta estos consejos.

Las ruedas del carrito de bebé

No todas las ruedas van a durar lo mismo, ni todas sirven para cualquier tipo de terreno. Es incluso hasta perjudicial para nuestra espalda y nuestra salud el estar horas empujando de un carro que no tenga la estabilidad adecuada.

Existen varios tipos de rueda: hinchables (más adaptativas a diferentes tipos de terreno, y especialmente cómodas y fáciles de mantener), rígidas (para terrenos lisos como los de un centro comercial, no se pinchan) y de relleno de goma (no tan cómodas como las de aire, pero sin duda algo más que las rígidas).

Más detalles para elegir el carrito

  • Asiento: si el respaldar y el asiento son regulables, por ejemplo, facilitará tareas como alimentar o dormir al bebé. Una base adaptable al vehículo familiar también puede ser importante.
  • Amortiguación: como ya hemos mencionado, el diseño de las ruedas es vital para aislar al bebé de las vibraciones. Algunos carros ofrecen suspensión a cuatro ruedas.
  • Manillar: un manillar cómodo es importante para facilitar el trabajo al portador.
  • Frenos: imprescindibles para la seguridad del infante.
  • Accesorios: como chubasqueros o fundas para la lluvia, que algunos suelen traer incluidos, o un porta-objetos que sea amplio, para dejar la chaqueta, la compra, etc.

La sillita de bebé según las necesidades de cada familia

Por último, ¿en qué nos tendremos que fijar en última instancia para elegir la silla que más se adecúe a nuestras necesidades como padres? Obviamente, tendremos en cuenta que existen en el mercado sillas tanto individuales como para gemelos, trillizos, etc… Esto nos supone un ahorro como cliente, por lo que siempre hemos de tener en cuenta esta opción para el futuro.

Otro elemento muy importante son las medidas. Si la silla entra por la puerta de tu hogar, en el maletero del coche… Quizás no estés cómodo con la idea de tener que sacar al bebé y plegar la silla cada vez que entres en el hogar habitual.

Por supuesto los bebés de mayor tamaño necesitan una silla acorde a su necesidad, que no le reste comodidad. Por eso este tipo de decisiones la tomarán los padres teniendo en cuenta cada circunstancia y necesidad.

La silla de bebé y la comodidad

Tened siempre en cuenta que a medida que el bebé va creciendo, la movilidad dentro del carrito tiende a hacerse más difícil. Esto se puede prevenir haciendo la inversión adecuada.

Las sillas de paseo ligeras están diseñadas para varias actividades, sin por ello reducir la comodidad del bebé. Esto facilitará la rutina también para los padres. Además, un carro bien diseñado protegerá la columna vertebral del pequeño, a la par que reduce el esfuerzo para el que lo empuja.

Comprar carritos para bebés

Hoy en día el mercado online está muy extendido y es más seguro que nunca (aunque por supuesto sigue habiendo fraudes y hemos de evitar cometer imprudencias), y existen páginas webs completamente seguras. Hay que tener especial cuidado con las técnicas de robo por Internet -conocidas como phising– que utilizan los estafadores.

Otra opción será la de obtener tu carrito en supermercados y otras superficies de confianza como Carrefour, Alcampo o el Corte Inglés. Si nos decantásemos por la opción de comprar online, Amazon es una de las plataformas más seguras, con buenos precios y una amplísima variedad.

Cómo desinfectar el carrito de bebé frente al Covid

En España los niños menores de 6 años no deben de llevar mascarilla para protegerse del Coronavirus. Esto se debe a que su sistema respiratorio no está completamente desarrollado, y podrían sufrir de asfixia.

Pese a que el Covid no se presenta con fuertes síntomas en muchos niños, esto no quiere decir que estén completamente a salvo. Por ello es imprescindible protegerles de otras maneras.

Debido a esto, quisiéramos resaltar la importancia de, independientemente del tipo de silla que tengamos o de cómo transportemos a nuestro bebé, de mantener un ambiente ajeno a virus que puedan resultar nocivos para su salud.

Tenemos que procurar que se limpien bien, no solo el carrito sino todos los artículos que hayan podido ser infectados. Se procederá a la desinfección tal y como hacemos con los móviles y las compras del súper.

Antes de entrar el carrito en casa, lo dejaremos apartado. Desmontaremos el asiento y sacaremos la funda antes, la cual recomendamos que se lave en la lavadora.

Aplicaremos la famosa mezcla a base de detergente y agua templada o caliente. Frotaremos con un cepillo o con un trapo. Con guantes e incluso la mascarilla por precaución, humedeceremos el trapo en la mezcla y lo pasamos por todo el cuerpo del carrito, sin olvidar manillares.

Después hacemos lo propio con las ruedas, procurando que queden limpias, y lo dejamos secar. Para estas es mejor el uso del cepillo. Es importante insistir en ellas porque es la parte del carrito que más se expone al exterior y al posible contacto con el virus.

Después de la limpieza, hay que desinfectar todo el aparataje. Aplicaremos un litro de agua fría con dos cucharadas soperas de lejía doméstica. Se vierte la mezcla sobre toda la superficie y simplemente la dejamos actuar durante al menos 5 minutos. Después pasaremos un paño limpio para quitar los restos de lejía y ya tendremos el carrito listo para pasear al día siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
WhatsApp chat