¿Cómo mantener la higiene bucodental en niños?

La higiene bucodental en niños debería empezar a una edad más temprana de lo que por regla general se suele pensar, y muchas veces no sabemos cuándo empezar a lavar los dientes del pequeño o cómo hacer para que adquiera el hábito del cepillado o para que no tenga miedo a las temidas visitas al dentista. En este post vamos a ver las diferentes recomendaciones a tener en cuenta en función de la edad del niño.

Higiene bucodental en niños desde el nacimiento hasta los 18 meses

Antes de que salga el primer diente

A pesar de que en sus primeros meses de vida los bebés no tienen dientes, sí que es importante tener en cuenta su higiene bucodental, pues hay algunos microorganismos que pueden causar caries incluso antes de que salga el primer diente.

Sobre los 6 meses, es posible que el bebé empiece a notar sensibilidad o malestar cuando comienzan a salirle los dientes. Es en este momento donde hay que prestar mayor atención. Podemos frotar la encía del bebé con una cucharita fría o una gasa húmeda o darle un mordedor limpio.

Medidas que debemos tomar en este período:

  • Limpiar la boca del bebé a los pocos días de su nacimiento
  • Evitar compartir cucharas y limpiar los cubiertos con la propia boca del adulto
  • No masticar los alimentos antes de dárselos al bebé

Cuidados de los primeros dientes

Por regla general, sobre los seis meses de vida empezarán a salirle los dientes al bebé. Una creencia muy extendida es que hasta que no salen todos los dientes no hay que empezar a lavarlos, pero es un error, ya que, como he dicho antes, habría que tener en cuenta la higiene bucodental de los pequeños desde prácticamente su nacimiento. Para la limpieza de los primeros dientes podemos usar una gasita húmeda o un trapito, y lo frotaremos sobre los dientes o muelas que hayan salido al bebé (¡aunque sea solo uno!) y sobre las encías. Sería conveniente repetir esta acción dos o tres veces al día, o después de cada comida.

Primer cepillo de dientes

Entre los 12 y 18 meses se podrá comenzar a usar el primer cepillo de dientes especial para niños.

Este cepillo debe ser pequeño, especial para niños, muy suave, y con bordes redondeados. Podemos dejar al pequeño ya comenzar a manipularlo, siempre bajo nuestra supervisión, pues, aunque todavía no tengan la suficiente coordinación para cepillarse correctamente, sí que es importante que vayan familiarizándose y adquiriendo el hábito del cepillado.

Para este momento, la pasta dental indicada sería una especial, con 500ppm de flúor.

Además, al cumplir el primer año de edad, es cuando los odontopediatras recomiendan que se realice la primera visita al dentista.

La higiene bucodental en niños de 18 meses a 3 años

Poco a poco, a partir de los dos años podemos ir introduciendo pequeñas cantidades de pasta dental del tamaño de un guisante. Hay cremas dentales especiales para niños con cantidades de flúor muy inferiores a las de adultos, para que no exista peligro en caso de ingesta, ya que puede ser que el niño no sepa escupir todavía o que por curiosidad trague alguna cantidad de pasta.

Durante esta etapa, los aspectos a tener en cuenta para la correcta higiene dental de los pequeños son:

  • Intentar que deje el chupete, o evitar que se chupe el pulgar. Estos hábitos pueden afectar a la ubicación de los dientes adultos, por lo que sería conveniente que en esta etapa la dejaran de lado.
  • Crear buenos hábitos de alimentación: limitar el consumo de alimentos azucarados (chocolates, galletas, golosinas, pasteles, helados) y de bebidas azucaradas (refrescos, zumos (sí, aunque sean naturales y exprimidos en casa tienen azúcar libre que favorece la aparición de la caries), batidos). Aquí te dejo una entrada sobre la alimentación en los bebés, ya que es un tema polémico y difícil.
  • Crear un ambiente divertido a la hora del cepillado que haga que el pequeño adquiera el hábito fácilmente.
  • Ser un ejemplo a seguir para el niño, cepillándote los dientes junto a él.

A partir de los 3 años

A partir de esta edad, sobre los tres años, es cuando los niños comienzan a aprender el mecanismo del cepillado y podemos empezar a confiar en su autonomía para el cepillado de dientes. Por eso aquí hay que prestar especial atención a la higiene bucodental en niños.

De especial interés durante esta etapa sería:

  • Recordarle al niño que debe lavarse los dientes tras cada comida para que adquiera el hábito hasta que lo haga por él mismo.
  • Deberíamos ayudarle a cepillarse, o revisar su boca tras el cepillado para comprobar que lo ha hecho de forma correcta.
  • Más adelante, cuando los dientes y muelas empiecen a entrar en contacto entre sí, podemos incorporar en los pequeños el hábito del hilo dental. En un primer momento con nuestra ayuda, y posteriormente él solo.
  • Realizar visitas periódicas al dentista, especialmente si notamos alguna anomalía en la salida de los dientes, su higiene, sangrado de encías, caries…

Hasta aquí el post de hoy sobre higiene bucodental en niños, espero que os haya sido útil esta pequeña guía. Un saludo.

Deja un comentario

WhatsApp chat