Todo lo que debes saber si eres madrina de boda

Puede que hayas llegado hasta aquí porque te casas y quieres saber cómo elegir bien a tu madrina, o bien porque vas a ser madrina y no tienes muy claras tus funciones. En cualquier caso, en este post te ayudamos a aclarar todo lo relacionado con el papel de la madrina de boda.

1 madrina de boda

¿Quién es la madrina de boda?

Existen ciertas reglas de protocolo en las bodas que se pueden seguir para hacer más sencilla la decisión de la elección de la madrina. Tradicionalmente, la madrina de la boda ha sido siempre la madre del novio. Aunque si la madre del novio está ausente, o simplemente los novios preferís que este papel lo desempeñe otra persona, no hay ningún problema: podéis escoger a otra mujer del círculo más cercano, como una hermana, una prima, una tía…

Funciones de la madrina de boda

Las funciones de la madrina dependerán mucho del tipo de boda que queramos realizar, y esta lista puede ser más o menos amplia en función de lo que los novios decidan. Pero aquí os dejamos una lista de todos aquellos aspectos en los que puede intervenir la madrina de la boda.

Durante los preparativos de la boda

  • Ayudar al novio a escoger el traje: al ser la madre del novio, una de sus principales funciones es acompañarlo y asesorarlo sobre la elección del traje. Muchas veces, además, es la que corre con los gastos del mismo.
  • Colaborar con los preparativos: la organización de una boda supone mucho trabajo, y los novios siempre agradecerán una ayuda para descargarse un poco de todos los aspectos que tienen que organizar. No se trata de que tome todas las decisiones importantes, pero sí que puede realizar algunas tareas, ayudar o dar ideas con la elección de la decoración, la comida del banquete, las invitaciones…
  • Planificar, junto con la ayuda de las damas de honor, la despedida de soltera de la novia o la “bridal shower” si quiere realizarla.

Antes y durante la ceremonia

  • Acompañar al novio en su camino hacia el altar: la principal función y más característica de la madrina de bodas es acompañar al novio al altar en ese momento tan especial en la vida de ambos.
  • Esperar la llegada de la novia: una vez que lo has acompañado al altar, esperar junto al novio la llegada de la novia, haciendo que se sienta acompañado y tranquilizando los nervios que seguramente tenga en ese momento.
  • Acompañar al padrino al salir de la iglesia: el novio entrará con la madrina y la novia con el padrino por separado a la iglesia, pero a la salida, la pareja de recién casados saldrá junta. La tradición indica que la madrina y el padrino deberán salir también juntos, justo detrás de los novios.
  • Ejercer de anfitriona en la boda: la madrina también tiene un papel protagonista en la boda, por lo que, durante la celebración, se sentará junto a los novios y se encargará de que los invitados estén a gusto y pasando un buen rato, descargando de tanta responsabilidad a los novios, para que éstos puedan relajarse y centrarse en disfrutar de su día.

Qué debe ponerse una madrina de boda

Después de la novia, la madrina de la boda suele ser el centro de todas las miradas, por lo que es importante elegir un look adecuado para la situación: debe cuidar su imagen al máximo, pero sin llamar en exceso la atención para no eclipsar a la novia en su gran día.

¿De largo o de corto?

Según el protocolo estricto, la madrina es la única, aparte de la novia, que puede ir de largo, pues es una de las figuras protagonistas en la boda. Lo que más recomendamos sería que la madrina escogiese vestido largo si la ceremonia se celebra por la noche, y corto (por debajo de la rodilla) si es una boda diurna. También entra en juego en esta decisión el tipo de boda que se vaya a celebrar, y, por supuesto, los gustos personales de cada una. Es importante escoger un vestido que refleje nuestra personalidad, y no sentir que vamos “disfrazadas” ese día.

Ni de blanco ni de negro

Al igual que para el resto de invitadas, y a pesar del papel protagonista de la madrina, ésta no deberá vestir ni de blanco ni de negro. Para bodas de día se recomiendan colores más alegres y vistosos, colores pastel, mientras que para los enlaces de tarde noche, se pueden utilizar colores más oscuros, sobrios y elegantes, como el azul, granate, verde, plata…Y no debería abusar de brillos, lentejuelas o escotes, sino que debe apostar por la elegancia y la discreción, dejando todo el protagonismo a la novia.

Complementos

Las joyas pueden complementar el look, pero no deberían ser las protagonistas del mismo.

Recomendamos utilizar unos zapatos elegantes, que no tienen por qué ser del mismo color que el vestido, pero es importante que sean cómodos.

El igual que con las joyas, el bolso puede dar un toque especial, pero no debería ser demasiado llamativo.

Según dicta el protocolo, todo vale en cuanto a lo que llevar en la cabeza: desde no llevar nada, hasta pamelas, tocados o mantillas. La elección de uno y otro dependerá del gusto personal y de la hora a la que se celebra el enlace. Por ejemplo, el tocado o el sombrero sólo serían para enlaces de día. Además, deberán mantenerse durante toda la ceremonia.

Hasta aquí el post sobre las madrinas de boda. Y si estás planeando una boda o te interesa el tema, te dejo por aquí un artículo sobre el ramo de novia que podría interesarte.

Deja un comentario

WhatsApp chat