Cómo elegir el mejor ramo de novia

Hay muchas teorías sobre el origen de la tradición de que la novia lleve un ramo el día de su boda: podría ser utilizado como una forma de comunicación secreta entre los novios, pues cada tipo de flor tiene un significado diferente.

Otras teorías nos dicen que lo llevaba la novia disimular el olor corporal en la edad Media, o incluso que se utilizaba para ahuyentar a malos espíritus con hierbas aromáticas. Lo que sí está claro es que hoy en día el ramo de novia tiene un componente más ornamental, siendo uno de los complementos con más protagonismo de la novia en el día de su boda. En este post vamos a analizar cómo elegir el ramo de novia perfecto para ti.

Tipos de ramo de novia

Bouquets

Son los ramos de novia más elegidos. Se diferencian por su forma redondeada, y suelen estar compuestos por flores redonditas y no muy grandes, aunque actualmente uno de los ramos más solicitados es el tipo bouquet con peonías.

Una de sus principales ventajas es que suelen resultar ser bastante manejables, pues miden entre 20 y 30 cm de diámetro (ten en cuenta que pasarás mucho tiempo sosteniéndolo y que no conviene que sea demasiado incómodo de manejar).

1 ramo de novia

Silvestre

Los ramos silvestres se encuentran en el top de tendencias nupciales actualmente. Son ramos desenfadados, más informales, y suelen estar formados por flores de temporada y otras plantas simples como olivo o el eucalipto. Además de ser uno de los que marcan tendencia, el tipo de ramo silvestre destaca por ser de los más económicos.

Asimétrico

Se trata de un ramo tipo bouquet pero desestructurado, que pierde su forma redondeada y en el que las flores y ramitas que lo forman están aparentemente desorganizadas (aparentemente, porque en realidad cada una de las flores que lo componen tienen una posición estudiada en el ramo para darle ese toque desenfadado). Es un tipo de ramo más llamativo que los anteriores, por lo que tomará más protagonismo en el look nupcial.

Tallo largo

Para el ramo de tallo largo suelen escogerse flores más pequeñas y sencillas, pero dejando, como su propio nombre indica, un tallo de las flores más largo que en otros ramos.

Cascada

Actualmente no es de los ramos más utilizados, pero si lo que buscas es un ramo llamativo y con mucho protagonismo en tu look, este es el ramo perfecto. Se trata de ramos grandes, llamativos, muy verticales, en los que las flores, como indica su nombre, caen hacia abajo en forma de cascada.

Domo, posy o clutch

Este tipo de ramo es de tamaño medio, muy común hoy en día y en el que se puede utilizar cualquier tipo de flor.

Es un ramo bastante sencillo, y se le suele añadir en sus tallos, para sujetarlos, una tela bonita, una cinta, un trozo de tela igual a la del vestido… incluso en ocasiones se le puede añadir algún broche, camafeo, o cualquier recuerdo especial que quieras llevar contigo en tu gran día.

Cómo elegir el ramo de novia

Según el vestido

Hay una regla general bastante básica, que consiste en que cuanto más cargado sea el vestido, más sencillo debería ser el ramo para equilibrar y que no compita con el mismo además de para evitar verte muy recargada. También para el caso contrario: si el vestido es muy sencillo, puedes llevar un ramo más llamativo.

Según tu estatura

Es importante que el ramo sea proporcional a la estatura de la novia. Si eres alta, puedes elegir ramos más grandes o llamativos, como los ramos tipo cascada o asimétricos, que además estilizan la silueta.

Si eres bajita es preferible llevar alguno más pequeño, como los bouquet, evitando los ramos tipo cascada, que acortarán visualmente tu figura.

Según la temporada y la estación

Es cierto que actualmente podemos obtener casi cualquier flor en cualquier época del año, pero si quieres que tu ramo de novia vaya acorde a la temporada, te damos algunas ideas de flores que puedes incorporar según la estación:

  • En otoño, son ideales los ramos de novia con colores cálidos y textura. Puedes utilizar flores de plantas que florecen en verano y aguantan unos meses más, como las dalias o el brezo.
  • Si celebras tu boda en invierno, puedes optar por colores más claros y más fríos: rosas, calas, astilbe, ranúnculos.
  • En caso de que la celebración sea en primavera, tienes toda una gama cromática y tipos de flor donde elegir: lavanda, rosas, claveles, peonías o paniculata pueden ser perfectas en esta época.

Según el resto de flores de la ceremonia

Si has decorado con flores el resto del evento, sería buena opción que el ramo de novia fuese en armonía con ellas, pero preferiblemente destacando con algún detalle especial -tampoco queremos que parezca que llevas un centro de mesa como ramo-.

Según el tipo de boda

Es importante tener en cuenta el tipo de boda que quieres celebrar para que el ramo vaya acorde. Si por ejemplo celebras una boda rústica o vintage, una buena opción sería llevar un ramo silvestre.

Si se trata de una boda más clásica, mejor opta por tonos claros o nude para tu ramo y utiliza flores clásicas: rosas, peonías, camelias…

¿Cuándo elegir el ramo de novia?

El momento de elegir el ramo de novia es de los pasos más avanzados en la organización de la boda, primero, como hemos comentado antes, deberás tener tu vestido para elegirlo más o menos simple.

También es importante que hayas decidido el tipo de boda y las flores de decoración. Es importante elegir el ramo en función de todos estos detalles y no al revés.

Si te interesa el tema de las bodas, te dejo aquí otra entrada sobre los anillos de compromiso y de pedida.

Deja un comentario

WhatsApp chat