fbpx
mascotas para niños

¿Son buenas las mascotas para los niños?

Esta entrada nace tras la pregunta de varias compañeras de si le compran un perro a su hijo. Para empezar, aunque la pregunta que os hago es si “le compro un perro a mi hijo”, la que me gustaría plantear es la siguiente: ¿adopto un perro para mi hijo? Por eso, hoy, voy a hablar de mascotas para niños.

Adoptar o comprar un animal de compañía

Sé que entre vosotros habrá amantes de los perros de pedigrí, los perros de marca y los perros caros. Yo no lo soy. No me gusta pagar dinero por un animal, teniendo en cuenta que las perreras y las protectoras de animales están colapsadas.

Por eso, en el post de hoy os voy a hablar de las ventajas de adoptar un animal de compañía para vuestros hijos.

Razones positivas para tener mascotas con hijos

Tus hijos van a darte mil razones para tener un perro. Y, en la gran mayoría, van a tener razón. Estas mascotas son adorables, nos miran con sus ojitos luminosos y no podemos decirles No a nada. Así que, si ya te han convencido y vas a adoptar a un perro, al menos debes saber que hay muchos motivos para hacerlo, y que es un paso acertado.

Repartir las tareas en familia

Podemos llegar a pensar que las mascotas harán que nuestros hijos, de repente, se vuelvan responsables. Eso no es así. Pero, sí que es cierto que, si conseguimos repartir bien las tareas, el niño irá desarrollando su sentido de la responsabilidad y entenderá que hay otros seres vivos que necesitan de cuidados, alimentación y cariño.

Si sois varios en casa, intenta que uno se encargue de las comidas y el agua siempre lleno. El más grande puede pasearlo una vez al día, y el más pequeño acompañarte las otras veces. También deben ayudarte a bañarlo una vez al mes (o las que te indique el veterinario según raza y tamaño, y lo que se ensucie).

Lo importante es que entiendan que es un trabajo de todos y no solo tuyo. Además, debe haber unas normas consensuadas con respecto a la casa que todos deben respetar: subirse o no a los sofás y a las camas, entrar en la cocina, entrar en las habitaciones, comer sobras o solo pienso, lavarse las manos después de tocarla, no jugar con su comedero, respetarla cuando esté comiendo… Dejadlo claro desde el primer momento y que todo el mundo las cumpla.

A mí, por ejemplo, no me importa que se suba al sofá (sé que habrá gente escandalizada por esto), pero tengo puesta una manta personalizada con su nombre que le regalamos por navidad. Si te parece buena idea, aquí puedes personalizar la manta para tus mascotas.

Apoyo y cariño

Un perro es siempre la alegría del hogar. Llegas a casa después de un mal día, y él va a estar ahí, moviendo su rabito y contento solo porque ya has llegado.

Está demostrado que la compañía de un animal preserva el equilibrio física y mental, y disminuye la tristeza y las posibilidades de depresión. A veces, te apetece estar en la cama, estás triste y no te apetece salir ni ver el mundo exterior. Pero, sabes que tienes que sacar al perro. Es la única manera que tienes de salir de casa. Te fuerza a no dejarte llevar por la tristeza de esos días grises.

Ayuda a niños con problemas de sociabilización

No todos los niños se relacionan de la misma manera. Podemos tener un hijo excesivamente tímido. Y, para estos, un perro es una genial opción ya que ayudan a superar las sensaciones de miedo y de amenaza. Los niños ven al animal como una fuente de apoyo emocional.

Variar las actividades del niño

Creo que esta razón es una de las más mencionadas en las conversaciones entre padres de hoy en día. Qué haces tú para que no se pase horas y horas con una pantalla. Qué juegos se te ocurren. Cómo entretienes a tu hijo… Parece que se nos ha olvidado que hace tan solo 30 años los niños no tenían ni Play Station ni 100 aplicaciones de juegos. Por esto, al tener un perro harán que salgan más a la calle, que jueguen con él y que descansen de tanta pantalla. Por eso, las mascotas para niños con tan beneficiosas para la crianza.

bebes y mascotas

Aprendizaje de valores y roles

La mayoría de los casos, un animal mejora las relaciones intrafamiliares. Ayuda a asumir responsabilidades y esto hace que mejore la autoestima de los miembros de la familia. Cada uno tiene su rol, su tarea, y al cumplirla y ver que cada uno cumple la suya, se crea un vínculo especial.

Tomar la decisión de tener mascotas para niños

Si tomas la decisión de regalarle un perro a tus hijos, o mascotas para niños, ten en cuenta que tú y/o tu pareja seréis los principales encargados del animal. El regalo es para los niños, pero al final los que se llevan casi todo el trabajo seréis vosotros. No pasa nada. Es una gran responsabilidad, pero no es algo negativo.

¿Qué significa esto? Que tendréis que organizaros para sacarlo tres veces al día. Y que, al menos, una de esas veces, sea un rato largo, que esté suelto y jugando con otros perros. Lo puedes compaginar con sacar a los niños al parque. Si es un parque que permitan animales, podrás llevar también al perro y jugarán todos juntos.

Además, como dije antes, hay que echarle de comer y beber. Y, también, de mantener al perro desparasitado, limpio y peinado. Y, ¡las vacunas!

Así leído todo de golpe puede parecer más difícil de lo que es. Pero, como madre y amante perruna (no me gusta decir dueña de un perro, pero lo soy) puedo decir que se puede. Y que, además, es maravilloso.

Lo que no es una opción es adoptar (o comprar) a un perro para después abandonar cuando a los 4 meses te das cuenta de que el trabajo recae sobre ti o que tus hijos se casan de él. Así que, piénsalo bien. Asegúrate de que tienes tiempo y ganas. Y una vez que tomes la decisión, no te eches para atrás. Todo el amor que le des a un perro es amor que te va a devolver de maneras desproporcionadas.

Hasta aquí el post de hoy. Espero que les haya servido para resolver algunas dudas sobre los animales y los hijos y tengas más claro de lo que implica tener mascotas para niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
WhatsApp chat